Estás aquí: Inicio / deporte & aventura / Ruta de los Molinos del río Profundu, Villaviciosa

Ruta de los Molinos del río Profundu, Villaviciosa

PR.AS-137 ASTURIAS

Itinerario: Valbucar – Buslaz
Ruta: Lineal
Distancia: 15 Km aprox ida y vuelta
Duración: 4 1/2 h
Dificultad: Fácil
Desnivel: 275 m aprox
UbicaciónAS-255, 33300 Villaviciosa, España

El Río Profundu

El Río Profundu tuvo una intensa actividad relacionada con la molienda. En su día llegaron a funcionar unos 22 en un tramo de unos siete kilómetros. Resulta, por tanto, un interesante conjunto etnográfico que merece la pena visitar.

CÓMO LLEGAR

Para llegar a Valbúcar, si vamos de Oviedo o Gijón por la A-8 hay que coger la salida 363 a Villaviciosa. Continuamos por la N-632 durante 1.5 Km hasta las afueras de Villaviciosa hasta tomar la As-255 y girar a la derecha poco después de pasar Valbúcar.

Ver mapa más grande

LA RUTA

En el mapa de la ruta que nos encontramos podéis ver todos los molinos que podremos observar durante la misma, unos 18.

Iniciamos la ruta por el camino de la izquierda. Tomar como referencia la entrada a la finca privada de La Vega.

Tras un breve ascenso iremos rodeando la finca hasta llegar a una casa con panera.

Descendemos hasta el nivel del río que bajaba con bastante agua y por las últimas lluvias nos encontramos con muchísimo barro en toda la ruta.

Así que os recomendamos ir con calzado apropiado para el agua según la época del año y más si ha llovido mucho.

Al poco de iniciar la ruta salimos a la carretera, por la que continuaremos durante unos 500 m. para desviarnos a la derecha entrando en un vivero y continuar nuestra ruta por la senda del río.

Justo antes nos encontramos con la casa rural Quinta Villaverde, con un hórreo y en un lugar estupendo para descansar y disfrutar del entorno.
A partir de aquí empieza la parte más guapa de la ruta.

Ruta Molinos Río Profundu

La sensación de la abundante vegetación, el verde y la arboleda, el río, como un bosque encantado en el que bien podría salirnos una Xana al encuentro. La pista estaba muy embarrada en algunos tramos, con escalones resbaladizos en los subes y bajas.

A lo largo del camino iremos parando para visitar los molinos de la ruta. La mayor parte están semiderruidos y tomados por la vegetación y los helechos, lo que les da un encanto especial.
Hay instaladas barandillas de madera para superar algunos tramos. También nos encontramos con muchas ramas y árboles caídos de todo el invierno pero también da un poco de emoción al camino. El Molín d´Arriba, es uno de los mejor conservados, y en él, podemos observar toda la maquinaria en buenas condiciones. Poco después del Molín d´Arriba empezaremos la subida por una pista al pueblo de Buslaz.

En nuestro caminar habremos visitado además de estos 19 molinos, las parroquias de Breceña, Coru, Lugás, Fuentes y Amandi.

Share Button

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top